Asamblea significa: “Una reunión de personas convocadas para un fin”. Cómo las cosas tienen movimiento, podríamos modificar la definición y decir que la asamblea de el Sábado 29 a las 17 hs., es: “Una reunión de personas autoconvocadas para un principio y por un principio: “El parque no se toca”.

Principio, de comienzo, porque recién se ha parido, porque tiene todo un desarrollo por delante y porque se palpa que cada vez somos más. Principio, de fundamento, porque estamos defendiendo un parque y a través de él, muchas cosas más. Principios.

Si una banda de facinerosos, pretende quedarse con lo que es de todos, habrá que saltar, marcarles la cancha y devolverles la pelota pinchada. Habrá que alzar las banderas y pararse frente a las topadoras que, pobres, no tienen ni idea de quién las compra, ni de quién las maneja.

Desenterrar todo tipo de rejas, Desmantelar cualquir cerco, frenar cualquier poda innecesaria, si es que no queremos que la calesita sea un bar y los juegos un parque de diversiones con peaje incluído.

Alzar las banderas que vengan genuinamente a sumar y nó las que vengan a subirse al carro. Alzar las que vengan a multiplicar.A las que vengan a dividir las vomitará el mismísimo parque.

Ante el disparate, los negociados, el despilfarro, el despropósito, el absurdo, no podemos ni debemos querer sacar ningún tipo de rédito, sería aceptar las reglas de juego de el poder y de un sistema chantajeante dónde lo que se da, no se quita.Y ahí perdemos el parque y nos perdemos nosotros y se pierde el objetivo.

Utopía? Quimera? Idealismo? SÍ.

“Me vienen a convidar a arrepentirme/ Me vienen a convidar a que no pierda/ Me vienen a convidar a indefinirme/ Me vienen a convidar a tanta mierda”.

Anuncios